El embarazo cambia tu vida diaria, incluyendo el hecho de que ahora debes comer por dos. Es importante tener comidas bien balanceadas porque estás comiendo para dos. La nutrición de la futura mamá es clave para tener un embarazo saludable.

La mejor dieta en el embarazo es una dieta variada y completa, con alimentos que aporten nutrientes de calidad. Aquí te daremos algunos tips de nutrición para el embarazo.

Los nutrientes más importantes durante el embarazo son el ácido fólico, hierro y calcio. Estos son algunos consejos para asegurar que tu dieta durante el embarazo es completa:

  • Come alimentos ricos en nutrientes durante el embarazo.
  • Al comer por dos, elimina las calorías vacías y cámbialas por alimentos ricos en nutrientes.
  • Las calorías vacías provienen de azúcar y grasas de alimentos como refresco, comida frita, productos cárnicos procesados.

Una de las maneras más divertidas de tener todos los nutrientes que necesitan tú y tu bebé es comer una amplia variedad de alimentos. Cuando te fijes en el plato, debe ser colorido y contar con todos los grupos alimenticios.

Esto ayudará a evitar el aburrimiento con su dieta y a comer por dos correctamente. Es preferible consumir pequeñas raciones varias veces al día para favorecer la digestión y combatir la pesadez y la acidez de estómago. Estos tres problemas son típicos del embarazo, pero se pueden combatir.

En lugar de hacer comidas demasiado grandes, haz más comidas a lo largo del día y mastica bien los alimentos.

Comer por dos correctamente incluye una correcta hidratación. Bebe por lo menos 6 a 8 vasos de agua por día. Los refrescos, las bebidas energéticas y el café no cuentan como consumo de agua. Mantenerte hidratada tiene muchos beneficios para los dos, incluyendo:

  • Evita el trabajo de parto prematuro
  • Tendrás una piel más sana y más elástica
  • Evitarás síntomas del embarazo molestos como el estreñimiento y la hinchazón

Las proteínas son el bloque de construcción de cada célula en el cuerpo del bebé. Algunos estudios indican que la ingesta mínima de proteínas son los 75 gramos al día o más.

Esta cantidad puede protegerte también de la preeclampsia, o hipertensión inducida por el embarazo y otros trastornos. Come pequeñas raciones de comida si estás padeciendo náuseas, vómitos, problemas de ardor del estómago o falta de hambre.

Esto te ayudará y alimentará a tu bebé. También puede ayudar a nivelar el azúcar en la sangre, haciendo que te sientas un poco mejor durante el día.

Mantén un registro de alimentos de lo que estás comiendo ya sea con una aplicación o por escrito en un cuaderno. De esta manera se puede realizar un seguimiento de los nutrientes que consumes cada día.

Es importante que comentes esta lista con un nutricionista o tu médico para estar segura de que cubres todas las necesidades sin excederte. Debes subir de peso, pero de forma gradual para no poner en riesgo tu salud ni la del bebé por problemas derivados de la obesidad.

Para más información te recomendamos pasar por nuestra especialidad de nutrición y ginecología, además de visitar nuestro Centro de Diagnóstico por Imágenes.

QUEREMOS VERTE SANO
Y ACOMPAÑARTE EN EL TIEMPO

Programa de Salud Jockey Salud Familia

¡ Ahora puedes cotizar tu cita en un solo click !

Completa tus datos